La dirigencia de Estudiantes trabaja intensamente para lograr interrumpir el contrato con Gabriel Graciani, el volante que regresara el mes pasado luego de un nuevo préstamo por Patronato de Paraná.

El jugador, su representante y dos dirigentes albirrojos se reunieron en las últimas horas para conseguir interrumpir un contrato al que todavía le queda un año más de duración.

Anoche una fuente oficial comunicó que estaban trabajando en eso y que el final del vínculo estaba muy cerca de ser firmada. Seguramente hoy quedará desvinculado de Estudiantes.

Si bien el mercado de pases ya se terminó para los equipos de Primera, todavía está abierto para el ascenso. Y ya hay dos clubes importantes que iniciaron una negociación con su representante.

Gabriel Graciani llegó desde Colón en el mercado de pases de junio de 2014, cuando el técnico era Mauricio Pellegrino, el secretario técnico Agustín Alayes y el presidente Enrique Lombardi.

Firmó por cuatro temporadas y el Pincha invirtió 1,3 millones de dólares por el 50% de su ficha. Fue titular en los primeros partidos pero rápidamente perdió su lugar. Al año fue cedido a préstamo a Independiente, donde tampoco llegó a afianzarse.

Del Rojo se fue a Atlético Rafaela y tras seis meses ahí regresó a Estudiantes. Fue parte de la gira por Chile y Estados Unidos del año pasado y se había convertir en alternativa de Nelson Vivas. Pero falló un penal decisivo en la definición contra Unión en la Copa Argentina y entonces su relación con la gente se acabó.

Su último club había sido Patronato de Paraná. Desde entonces se encuentra entrenando con un grupo de jugadores juveniles, sin chance alguna.

El jugador había mostrado condiciones en sus primeros partidos jugados en la Sabalero pero luego nunca más logró encontrar su mejor funcionamiento, ni en Estudiantes como tampoco en sus otros clubes.
 
Top